archivo

diciembre 22, 2011

La siesta

| |


Tu lomo condesciende a la morosa
caricia de mi mano. Has admitido,
desde esa eternidad que ya es olvido,
el amor de la mano recelosa. JL.Borges


Páginas vistas en total

Seguidores