archivo

diciembre 28, 2014

la penumbra del mar

| |
El mar no tiene sitios y sus cimas
son instantes de brillo y se disuelven.
Pero quedan los huecos, queda el tiempo.
El tiempo es un conjunto
de irrellenables huecos sucesivos.
Donde sonó una risa queda un hueco,
un coágulo de nada, una lejana
polvareda que fue,
que ya no está, pero que sigue hablando,
diciendo al alma que, en alguna parte
algo cruzó al galope y se ha perdido. Rafael guillen.

_NIR1750_NIR1753_NIR1760_NIR1764_NIR1767_NIR1772_NIR1863_NIR1874_NIR1879_NIR1893_NIR1897_NIR1905

Páginas vistas en total

Seguidores